Saltar al contenido
Padresprimerizos.es

Bebés

Una vez pasado el parto, pasado el tiempo donde lo que tenemos en nuestros brazos es un recién nacido, nuestro pequeño se convierte en un bebé en toda regla. Han pasado los primeros miedos y ahora vendrán otras preocupaciones. Empezaremos a preguntarnos cuando ven los bebés, cuando echarán los dientes o cuando comerán algo más que leche materna o biberón. Pero todo va llegando.

El baño del bebé

El baño del bebé ya empieza a estar dominado, y más que una preocupación empieza a convertirse en un momento especial del día. Por nuestra parte, primero bañábamos a la señorita bebé en su bañera, pero en el momento en el que sostenía su cabeza y no resultaba peligroso, nos bañábamos tanto mamá como papá con ella en brazos en el plato de ducha. De ahí lo del momento especial del día. Nuestro bebé estaba empezando a descubrir cosas.

Cuando ven los bebés

Según van pasando los meses, la vista del bebé empezará a agudizarse. Sus ojos no harán cosas raras porque sus músculos empezarán a estar entrenados. Empezará a distinguirnos y a familiarizarse con nosotros, empezando a sonreír con un motivo, y consiguiendo desarmar a cualquier padre primerizo que se precie.

El sueño del bebé

El sueño del bebé para nosotros ha sido un quebradero de cabeza. Lo que es dormir, dormía. Pero a los 6 meses decidimos que iba a ser mejor para ella dormir en la habitación de al lado, la suya. Durante esos 6 primeros meses, la cuna estaba colocada en colecho, y cuando la señorita bebé tenía hambre, la lactancia materna hacía su función y no había más que moverse 15 cm. Ese despertar para mamá y papá, era muy ligero. Sólo se trataba de alimentación y casi sin moverse de la cama.

Cuando llegó el cambio de habitación las 3-4 veces que había que moverse un poco para estar cerca o dar el pecho, se convirtieron en 3-4 paseos a la habitación de al lado. Al principio, lo ves con naturalidad, pero según van pasando las noches y el ritmo de paseos no disminuye, sino que incluso aumenta, ya es para empezar a preocuparse. De hecho, en una visita al pediatra, nos receto unas gotas para intentar dormir mejor (para la señorita bebé, aunque si hubiesen sido para los papás no hubiese pasado nada). Pasados los meses, y bajo nuestro punto de vista, las gotas no fueron la panacea. La solución al sueño fue andar!. Desde que empezó a caminar por el mundo, el sueño fué una maravilla con sus 8-9 horas del tirón para la señorita bebé y para los papás.

Otro cantar es la forma en la que hemos intentado que se duerma. El fin último es que se duerma sola, sin papá y mamá. Intentamos que se durmiese en la cuna, en la hamaca para bebé, con dibujos animados en la tele, e incluso con música para bebé. A día de hoy tenemos que estar al lado y la señorita bebé nos tiene que sentir cerca para dormirse. Tiene catorce meses y seguiremos informando.

Alimentación del bebé

La alimentación del bebé es otro de los puntos a descubrir durante esta etapa. La lactancia materna será su alimentación básica durante los primeros meses, pero después irá llegando el momento de ir introduciendo más complementos. Los dientes de leche irán apareciendo y el bebé empezará a ser capaz de procesar comida. Empezando por los potitos triturados, con frutas blandas, yogures. Todos los elementos de la alimentación complementaria para bebés y lo que ello supone. Porque llegará un día en el que coloquéis al bebé en el cambiador para el cambio de pañal y os daréis cuenta que lo que hay dentro ya no es como antes. Va siendo una minipersonita y los desechos también. Ya no es el lo que echaba un recién nacido, ahora es un bebé.

Habrá cosas del bebé que os harán felices a más no poder. Simplemente vestir a un bebé con la ropa que siempre habéis querido ponerle os pondrá cara de pánfilos. Un body de superbebé, un vestido ranita o un vestido de volantes y vuestr@ hij@ estará para una de esas fotos de bebé que duran para toda la vida. Pero también habrá cosas que os inquieten.

Llanto del bebé

Antes los bebés llorones era los de los demás. Pero ahora, siendo padres primerizos, puede que lo tengamos en casa. Y es que los bebés lloran, con bastantes decibelios si le ponen empeño, pero es lo normal. Todos los bebés lloran. No saben hablar aún y, o bien tienen premio en el pañal, o tienen hambre, o sueño o se han puesto malitos. En este último punto, los papas primerizos nos aprenderemos como las tablas de multiplicar la dosis de Apiretal o Dalsy. Hay palabras que van a pasar a formar parte de nuestro vocabulario. Quién dijo miedo!!

El hipo

Otra de las cosas que pueden llegar a agobiar más a los padres que a los bebés es el hipo y como quitarlo. Nada de remedios extraños, es algo natural ya sea por la posición del bebé o por la velocidad a la hora de comer. A los mayores nos da, y nuestros bebés también pasarán por ahí.

Cuándo empieza a anda un bebé

Queda mucho camino por recorrer para pasar de ser un bebé o un niño/a. Ese camino lo andará, así tal cual, andará. Se caerá cuando empiece a andar y nos quedaremos embelesados mirando como, lo que nació tan pequeño, ya da pasos. Tipo Zombie primero, como un pato mareado después, para terminar corriendo y convirtiéndose en un torbellino que tenéis por casa.

Las guarderías para bebés

Uno de los pasos más difíciles para los papás a los que no les quede más remedio, sera el de la guardería. Dejar al bebé en la guarde por primera vez, sin haberse despegado más que ratos sueltos, puede hacerse muy cuesta arriba tanto para los papás como para los bebés. Pero en esta sociedad en la que vivimos, se hace complicado tirar hacía delante de la familia trabajando sólo uno de los dos. Nosotros hemos pasado por ahí, y después de ver el cariño y ternura con el que tratan a la señorita bebé es un paso que ha costado dar un poco menos. Pero cuesta, esa es la verdad.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies