Vestir al bebé

Poner ropita de bebé no es fácil

La ropa de recién nacido es preciosa, pero hay que ponérsela al bebé. Y es que vestir al bebé…no es fácil. Surgen dudas del tipo: ¿Cómo abrigar a un bebe recién nacido para dormir? ¿Será mucha ropa? ¿Será poca? Cómo vestir a un niño recién nacido? Son preguntas que a todos nos surgen, pero que se solucionan muy pronto utilizando algo que la mayoría de las personas suelen tener…Sentido común!

Y anda que no vais a vestirl@ veces! Hasta que sepa vestirse sól@ falta bastante. También llegará el día que elija la ropa, pero por ahora, la ropita de bebé la elegís vosotros. Y ahí donde escoger, hay para todos los gustos y colores.

 

Nuestra señorita bebé nació en pleno verano, el problema no era el frío sino el calor! El problema lo tuvimos desde bien pronto y fue muy fácil de descubrir. Nuestra hija es muy calurosa!!

Si teníamos dudas sobre que ropa para recién nacido en agosto había que usar, ella nos sacó de toda duda. Lo más fresquita posible. Hemos llegado a salir a pasear, y durante el paseo dejarla solo con el pañal y la braguita, porque como tuviese calor…a llorar. La dejabas fresquita y ya no había niña.

El día que nació, las dudas nos comían, por el calor que hacía en la calle, y no saber qué cantidad de ropa de recién nacido íbamos a colocarle a la pobre. Pero el pediatra que la visitó su primera mañana en este mundo, fue el profesional más didáctico que nos ha atendido. Nos explicó que si nosotros teníamos calor ella lo tendría. Sí teníamos frío, más de los mismo. Con esos consejos, el aire acondicionado de casa no dejó de funcionar en todo el verano, y la señorita bebé no se quejó (en su idioma…no lloró)

Otra cosa es vestirla, eso ya pasa a ser un trabajo de ingeniería. Ya os decíamos que es calurosa, pues en cuanto llega el momento de ponerle la ropa de bebé…empieza a angustiarse.  Primera misión: El body. Todos los bodys deberían de ser con botones (da igual a la espalda o al pecho) y es que cuando la cabeza del bebé sale por donde tiene que salir, parece que estaba saliendo del agua y aguantando la respiración. Los brazos son dos molinillos que meterle las mangas cuesta lo suyo, pero es que las piernas…son las de un ciclista en el Tour de Francia. Lo que os decíamos…un trabajo de ingeniería. Eso sí, cuando está vestida, la ropita de bebé le queda como un guante y está para comérsela. Pero llegar hasta ahí, cuesta.

Cuando llegó la primera semana, todo nuestro círculo estaba deseando conocer a la señorita bebé. Un vestido con sus zapatos de bebé era el regalo mas socorrido. Pues sabéis una cosa? La niña no anda. Los zapatos están sin estrenar 😂  Con lo fácil que es que la niña estuviese cómoda, y los papás no pasasen las de caín vistiéndola, toda la ropa de recién nacido debería ser fácil de poner. NO TENEMOS EXPERIENCIA…SOMOS PADRESPRIMERIZOS. Hay ropa, como una ranita, que es una maravilla para ponérsela. Un vestido con mucha tela, doscientos millones de forros y botones…eso no es fácil de poner. Sudan más los papás que la señorita bebé. Pero, es Ley de Vida y de PadresPrimerizos.

 

Deja una respuesta:

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies