El primer trimestre del embarazo

Los primeros tres meses corren rápido.

Entre que te haces el test y da positivo. La visita al ginecólogo… Te dan fecha de parto, la matrona del centro de salud te programa las citas, revisiones y análisis, las clases de educación maternal.

Te organizas para que todo esté listo en casa y en el trabajo, si el embarazo va bien y sigue su curso, podrás trabajar con normalidad y no tendrás que coger la baja, depende del tipo de trabajo que desempeñes tendrás que disminuir el ritmo o cambiar de tareas en tu puesto de trabajo.Toca centrarse en esa “fecha” que será tu meta este año, el día que sales de cuentas. Todo el año rondará en torno a ese gran día que llegará.

En el primer trimestre tu cuerpo va poquito a poco cogiendo forma, sientes molestias como si de una menstruación se tratara, leves pinchazos en los ovario que son normales mientras no haya sangrado. El útero se está preparando se está ensanchando y hay molestias, no os asustéis.

Es importante controlarse el peso ya que el cuerpo tomará unas anchuras considerables en muchos casos. Durante el embarazo hay que andar, beber mucha agua y estar tranquila. Hay que tomarse la llegada del bebé con calma y disfrutando cada día.

En mi caso cogí 10 kilos, iba todos los días andando al trabajo, aproximadamente andaba una hora, añadida a mis quehaceres varios que suelo realizar andando.

En enero ya me molestaban los pantalones de pitillo de talle alto así que me compré pantalones premamá cómodos y elásticos. También usaba leggins que combinaba con ropa amplia para estar más cómoda. En invierno es bastante fácil vestirse sin tener necesidad de comprar tanta ropa premamá. Hoy en día tenemos en el armario jerseys amplios, rebecones…

Se cogen anchuras, pero en el pecho sentirás molestias!! Los senos van cogiendo volumen, hay días que preferirás no ponerte nada. Yo opté por utilizar sujetadores sin aros aunque me dijeran que así se me iba a caer el pecho, lo importante era la comodidad.

Cogí anchuras pero mi barriga no empezó a notarse hasta el 5° mes.

El primer trimestre es complejo, tu cuerpo cambia, sientes molestias y se pueden tener náuseas y vómitos. Yo sólo tuve náuseas en el primer trimestre; el olor que no aguanté durante y después del embarazo fue el del pescado. Siempre recordaré un domingo de enero, se acercaba la hora de comer, el futuro papá haciendo paella en la cocina y yo terminando de limpiar. Abrí la puerta de la cocina, el bofetón del olor a marisco de la paella me rebotó de tal manera que el desayuno iba a salir. Eso sí, luego cayó un plato de paella muy apañado.Han tenido que pasar unos meses para tolerar el olor del marisco, aún así aquel día y aquel olor se ha marcado en mi sentido.

Pasando estos 3 meses…el segundo trimestre te sentirás mucho mejor!

Deja una respuesta:

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies