El embarazo

El embarazo es ese momento en el que vuestra vida va a cambiar de golpe. Nada volverá a ser como era antes. Dependiendo de las semanas de las que esté mamá en el que os enteréis en 8 meses más o menos, vais a ser mínimo una persona más en casa

Si sois padres primerizos, los cambios van a ser mucho más palpables que para aquellos padres que han pasado por ese trance tan distinto a todo lo que hayáis vivido.

El test de embarazo positivo

De alguna forma os tenéis que enterar de la buena nueva. Cuantas alegrías habrá dado el famoso “Predictor” o “ClearBlue” para nuestra generación. La espera para ver si se marca una o dos rayas llevan muchos años en nuestra sociedad. Forma parte de la cultura popular por las consecuencias que les conlleva a quién realizan la prueba. Miedos y esperanzas se condensan en ese rato de espera.

Buscad un vasito donde orinar, y con la primera micción de la mañana, hacéis la prueba. El vasito para introducir después el test de embarazo es más limpio, más higiénico y lo puedes apoyar en cualquier superficie plana si cuando veas las dos rayas te da un vahído.

Nosotros hemos utilizado dos pruebas de embarazo distintas. Unas que habíamos comprado en Amazon y venían bastantes en el paquete. Y el susodicho ClearBlue. No nos engañemos, tanto una como la otra marcaron lo mismo. La señorita bebé estaba en camino. Unas parecen unas tiritas caseras, y la otra, es digital y te marca hasta las semanas de las que está mamá (Fecha de concepción). El precio por unidad entre una y otra también se nota. Mientras las tiritas ONE STEP costaron 7 euros quince pruebas, el ClearBlue, costó 8 euros, una prueba. Pero para guardar de recuerdo, no es lo mismo guardar una tirita impregnada en pipí, que el artefacto que te dice la fecha de concepción, y es que viene con su tapón para la zona de contacto con la orina. (Las dos rayitas y la fecha se mantendrán visibles, hasta que se le agote la pila, avisados estáis)

Síntomas

Las semanas irán pasando rápidamente y empezarán los cambios. Los primeros cambios que notó la mamá de la señorita bebé, fueron en su aparato digestivo. Aún antes de saber el estado de buena esperanza, los gases hicieron aparición. Lo que antes no estaba dentro del cuerpo de mamá empezaba a mover su organismo y una de las llamadas de atención fueron los gases. Gases que antes no eran habituales. Mal rato para mamá, cachondeo para papá. Y no sabíamos lo que el ClearBlue iba a decirnos.

Los antojos también harán acto de presencia. Si, cuando antes podía pasar sin comerse un bocadillo de lomo con pimientos, ahora, o se lo come o se acaba el mundo, es que su cerebro está cambiando también.

Los cambios en el estado de ánimo también se harán notar. Mamá se pasó nueve meses en una pompa de felicidad. Las cosas que no eran importantes en exceso, podían esperar.

Uno de los síntomas más visibles, es la hinchazón del pecho de mamá. Los pechos de mamá no se cambian por dos globos, pero se hinchan. Notará como poco a poco irán creciendo y desde un primer momento estarán bastante sensibles.

Y quizá el síntoma de embarazo por excelencia. No baja la regla. Si los periodos son normales, día arriba, día abajo, y se llega al día 42 sin menstruación, es que hay algo raro. Hay dos opciones, ir al ginecólogo o hacer un test de embarazo antes de ir. Por si las moscas. Y sí el test de embarazo es positivo, ya tienes la relación síntoma-efecto bien definida.

Calculadora de embarazo

Con esta calculadora del embarazo obtendrás la fecha más probable de parte. Se obtiene sumando 280 días al último día del periodo. Pero no te vayas a poner a sumar ahora, ya lo hacemos nosotros por ti. Tan sólo hay que introducir el día de la última regla, pulsar “calcular” y obtendrás la fecha probable. No deja de ser probable, porque cada embarazo es un mundo, y no es una ciencia exacta. Pero para hacerse una idea de cuándo saldrá de cuentas mamá, está calculadora es perfecta.

Calendario de embarazo

Embarazo Primeras Semanas

Según van pasando las semanas, empiezan a producirse revisiones. El control sobre la salud del feto y la de la mamá tiene que ser que la prioridad número uno durante los nueve meses o cuarenta semanas de embarazo.

Desde el momento en el que el test de embarazo ha dicho SI, hay que acudir a la matrona. En esa primera visita ya empiezan las solicitudes para la realización de pruebas tales como una analítica para el Primer Trimestre de embarazo o una analítica para el cribado.

Los resultados de estas analíticas ya serán importantes. Los de la analítica para el cribado habrá que aportarlos para el estudio de los perfiles genéticos.

Embarazo 10 Semanas

Entorno a las 10 primeras semanas, los papás vamos a ir tomando conciencia de lo que hay en la barriga de mamá. Se van a producir las primeras ecografías con esas mediciones en las que vamos a hacer una idea del tamaño de nuestro retoñ@ en el momento en el que nos dicen peso y talla. Así mismo nos darán los resultados de los perfiles genéticos que se realizarán sobre las 12-13 semanas. Con los resultados de la analítica del cribado (o screening bioquímico) más la ecografía que se realiza en ese momento, nos darán la probabilidad de sufrir alguna alteración cromosómica.

Los resultados de las analíticas también descartaran o nos pondrán sobre aviso de posibles infecciones como la toxoplasmosis, sífilis, hepatitis, rubeola o VIH.

En estás visitas ginecológicas, la datación del embarazo será más concreta, dándonos una fecha de parto más aproximada.

Los cambios van a empezar a notarse en mamá. Ella será quién más los note por ahora. El sujetador y el resto de prendas empezarán a apretarle mas de la cuenta

Embarazo 20 semanas

Una vez llegados a la semana 20 de embarazo, vamos a pasar el ecuador de la gestación. La barriga de mamá es más prominente, el pecho se le ha ido incrementando. Al aumentar el peso de mamá, moverse costará algo más. Se sentirá mas cansada porque su aparato circulatorio ya no sólo tiene que trabajar para ella, hay otra personita que necesita bombeo de sangre. La alimentación, el no estresarse o dormir sobre el lado izquierdo ayudaran a mamá a llevarlo todo un poco mejor.

En relación al feto, sus órganos ya están desarrollados. Desde ese momento, corazón, riñón, hígado o genitales tienen ya su forma definida y lo que harán hasta el día del parto es crecer. Todo esto se comprobará en la ecografía de las 20 semanas. Esta es de las más importantes porque es donde se puede observar el desarrollo morfológico y detectar cualquier tipo de anomalía. En la vista alrededor de la semana 20 también se medirá por parte del ginecólog@, el cuello uterino para estimar el riesgo de parto prematura así como posibles complicaciones del embarazo.

Embarazo 30 semanas

Mamá va cogiendo más volumen en torno a la semana 30 de embarazo. Las articulaciones estarán un poco mas hinchadas de lo normal. El cuerpo de mamá está inmerso en una fiesta de hormonas. Estrógenos y progesterona por doquier que causan entre otras cosas retención de liquidos. Los ardores, los gases o la acidez de estómago son efectos colaterales del aumento del útero y los movimientos del bebé. Esos movimientos ya se notan cada vez más. Es de los hechos mas bonitos que suceden durante el embarazo. Notar como se mueve nuestr@ hij@

Y es que ya tenemos un bebé que pasa del kilogramo de peso. Los rasgos empiezan a estar bien definidos y lo veremos en la ecografía. Las proporciones del bebé también empiezan a ser equilibradas con el resto del cuerpo, y lo más importante de estas semanas es la posición. Tiene que ir buscando la salida, por lo que es recomendable que esté en la posición adecuada. Cabeza hacía la vagina para salir! Si el bebé no está colocado como es recomendable, habrá que hacer caso al ginecólog@. A nosotros, no estando en la posición deseada, nos funcionó muy bien el pasear. La señorita bebé se colocó solita y salió sin ningún tipo de “problema”

Embarazo 38 – 40 semanas

Los cambios que se produzcan en mamá a partir de ahora pueden desembocar en el parto, así que hay que estar pendientes de las señales que pudiesen producirse y que pudiesen llevarnos al paritorio. Si las contracciones se estabilizan en el tiempo entre cinco y diez minutos, si se llega a “romper aguas” o ante cualquier tipo de sangrado vaginal, habrá que ir pensando en salir de casa para ir al hospital.

Las medidas de dilatación del útero, la utilización de los monitores (las llamadas “correas”) y el grado de borramiento del cuello del útero son los datos que utilizará el ginecólog@ para saber como de avanzado está el embarazo y cuan cerca está el parto.

En cuanto a nuestro bebé, ya está preparado para vivir en el exterior. Su peso, su talla, sus órganos y sus ganas de romper a llorar cuando salga de la barriga de mamá tienen que ser ya los óptimos. Las ganas de mamá y papá de verle la cara también se han incrementado con cada movimiento durante estos nueve meses, y el momento decisivo ya está aquí.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies