Saltar al contenido

Vamos a ser papás!!

Vamos a ser padres (con lo que ello conlleva)

Partimos desde cero. Tienes tu ritmo de vida, trabajas de jornada completa o jornada partida, sales, entras, tú, la persona que tienes al lado, tu familia, tus amigos… Decides que ya es el momento  y estás capacitado para traer una nueva vida al mundo. Te pones a ello y al primer mes, sin tiempo de practicar, el semáforo no se pone rojo. Tú no conoces la noticia hasta el día X que vuelves a casa después de unos días fuera trabajando, y lo que menos te esperas es que tu pareja te de un paquete mientras comes. Piensas y dices al mismo tiempo. ¿Qué es, si no toca nada? Y cuando lo abres resultar ser ¡un par de bodies!!  A la vez que los ves, pregunté ¿Es lo que es? Reaccionas y tu cabeza te dice «Vamos a ser padres». Desde ese día tu vida cambia.

Te lo dirán, tal cual lo estás leyendo aquí, pero no lo necesitarás porque lo vas a sentir. Te va a parecer que hay muchas embarazadas, que hay muchos carritos de bebé, te va a parecer una broma eso de que la natalidad es baja porque tú vas a ver signos de bebés por todos lados. Una cosa es decir que queréis ser papás y otra enterarte de que la semillita está empezando a crecer. Se va a parar tu mundo. Para bien, pero se va a parar. Llegar a ser papás no es algo que ocurra todos los días.

La aventura de ser padres

Ser papás por primera vez (y el torrente de emociones nuevas)

En un segundo vas a pensar en cómo será su cara, si será una niña o un niño, si será grande o pequeña o como llegar a ser buenos padres. Vas a querer tener a tu hij@ en brazos ya, vas a mirar a la madre con unos ojos que no lo habías visto antes, y así, después de mirarla con cara de pánfilo, con lo que tengas en la mano, sin saber muy bien que hacer y no ser capaz de hacer otra cosa que sonreír, lo mejor es que te vayas a la ducha y te espabiles, porque una borrachera de felicidad tiene que ser parecido a lo que te ha entrado por el cuerpo en el momento en el que la noticia de la paternidad ha aparecido en tu vida. Cuando te metas en la ducha no vas a saber si sale más agua de la alcachofa o de tus ojos.

Quedan como poco ocho meses  treinta y seis semanas, está muy de moda hablar de las semanas de las que se está y te ves dividiendo entre cuatro para averiguar los meses) y esos meses que quedan o semanas, son un tiempo para disfrutar. El mejor consejo que me dieron: DISFRUTA EL EMBARAZO. Y se disfruta!! Vaya que si se disfruta. Parece mucho, pero se te va a pasar volando.

Guía para padres primerizos

Desde el momento en el que te enteras que vas a ser papá y que vas a formar parte del club padresprimerizos.es empiezan unas preocupaciones que antes no tenías. Esas preocupaciones puedes ir sofocándolas con lectura. Te harán más amena la espera, y dicen que el saber no ocupa lugar. Así que aquí tienes cuatro recomendaciones de lectura para ganar en sabiduría paternal, reírte, hacerte una idea de lo que viene y pasar el tiempo.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies